lunes, 9 de marzo de 2009

ENTREVISTA A FAUSTO GROSSI REALIZADA POR CESAR REGLERO

.






Con Clemente Padín -Bilbao 2007-


B861: Me gustaría que me dijeras cómo fue tu primer contacto con el mail art y en concreto como fue tu primer contacto con Clemente Padín?
F.G.: Empecé a oír hablar de mail art en 1992, durante mi instancia en la Facultad de BBAA de Lejona con motivo de una beca Erasmus. Me parecía interesante, pero no terminaba de entender lo que era aquello. En cuanto a las primeras noticias que tuve de Clemente Padín, estos fueron a través de sus artículos publicados en P. O. BOX y posteriormente en Internet en www.abaforum.es/merzmail que hoy es www.merzmail.net de Pere Sousa. Artículos como: “El arte correo es una forma subliminal de conciencia social”, una entrevista realizada por TAM Proyectos, “La poesía experimental en América Latina (1996)” por ejemplo. Estos me entusiasmaron y me animaron a conocer más sobre estos temas. En esa época se puso en marcha la huelga de arte 2000-01 a cargo de Luther Blisset & Karen Eliot & Monty Cantsin. y además se debatía acerca del Neoismo y del Plagiarismo. Y la primera vez que me puse en contacto con él fue en 2006 que gracias a Cesar Reglero, con motivo de mi convocatoria “Mail Art-Net Art, encuentros y desencuentros” (propuesta en el curso de doctorado: INTRODUCCIÓN A LA WEB COMO MEDIO PARA LA PRODUCCIÓN ARTÍSTICA. 2005/06), de la cual queda todavía constancia en www.ehu.es/netart/alum0506/faustogrossi/ultimapresentacion.htm, Así emprendimos esa comunicación tan enriquecedora para mi, que en principio fue a través del correo electrónico y luego también por correo postal. La aportación de Clemente a la convocatoria, que se presentó en Spazio Grossi en noviembre en el contexto de la edición de netlach 06 ptqkblogzine.blogia.com/temas/netlach.php, fue estimulante. Cuando se presentó la posibilidad que Clemente pudiera venir a Bilbao, enseguida se lo comenté al docente Patxi Sabalza. Le hablé de ello de tal manera, que le contagié mi entusiasmo. Nos pusimos en marcha y se sumó también Maria Pérez de netlach (Netlach son unos encuentros de cíber cultura que Maria Pérez suele organizar). Cuando la situación se puso crítica económicamente, planteé a Clemente la posibilidad de una video conferencia. Al final decidimos hablar con el director Javier Riaño de la Fundación Bilbao Arte el cual se hizo finalmente cargo de todos los gastos. Fue así que Clemente vino a Bilbao. Esta primera instancia de Clemente Padín Bilbao, fue todo un acontecimiento y espero que no sea la última. En su honor organicé en Spazio Gossi la convocatoria: “Homenaje a Clemente Padín”
http://poesiaexperimentalclementepadinbilbao.blogspot.com/


B861: Nos pondrías dar una definición de Mail Art que pudiera ser entendible por una persona que oye este término por primera vez?
F.G. El Mail es la red descentralizada de comunicaciones e interacciones que las personas intentamos establecer en total libertad de expresión, de medios, de técnicas en igualdad de oportunidades.

B861: Tú eres un accionista por naturaleza. ¿Cómo integras la acción dentro del mail art?
F.G. Si bien he entendido la pregunta, diré que de la misma manera que intento integrar la vida familiar, el trabajo, la gestión de Spazio Grossi, la relación con los demás, el participar y organizar eventos.




B861: Lo tuyo es el humor, a veces eres el payaso que llora por dentro ¿Crees que el humor es una característica esencial dentro del mail art? ¿Cuéntanos alguna anécdota en este sentido?
F.G. Creo que la vida cotidiana es bastante dura a veces. Los problemas actuales de la humanidad resultan acuciantes, así que prefiero el humor a la flagelación y al masoquismo, si bien no me resulta tan fácil. Hay muchas forma de abordar los hechos y el humor es una de ellas. Estoy convencido que el humor, el buen humor, el humor crítico, el humor indiferente, a veces es una buena manera de acercarnos a los hechos que más nos preocupan, por lo menos para evidenciarlos y al ser posible resolverlos. En cuanto a las anécdotas puedo citar la acción “I am a clown” que hasta ahora he llevado a cabo delante del parlamento de Viena, de Roma, en la última Dokumenta Kassel y hace poco en Lisboa, en ocasión del “2º Encuentro de Arte Global”. Trajeado y con la cara maquillada de payaso, invito a los transeúntes a dejarse poner la pegatina “I am a clown”, con todo los problemas que esto acarrea, hasta la intervención de las fuerzas del orden. Otra anécdota es la foto que le envié a Pepe Murciego y a Diego Ortiz con motivo de la edición monográfica sobre la utilidad de la revista experimental de arte y creación “La Más Bella” www.lamasbella.org que ellos editan. En este caso se trataba de una caja y en ella venía, entre otras cosas, un delantal y una tarjeta de manipulador. Con el delantal puesto y la tarjeta de manipulador debidamente compilada, me saqué una foto sujetando una pizza de mi cosecha, recién sacada del horno en la cual había escrito con pimientos del piquillo: “La mas rica”. Se la envié. Seguro que a Pepe y a Diego le hubiera hecho mucha ilusión. Así fue.


Los “Sobre Galería”
de Clemente Padín




B861: ¿Nos podrías relatar cómo has vivido la evolución del mail art desde que empezastes hasta el día de hoy? ¿Piensas que se están perdiendo los valores esenciales? ¿Crees que puede desaparecer?
F.G. Cuando empecé, todo me parecía estupendo. Con el tiempo me fui dando cuenta que la situación ya era parecida a la que describe Clemente Padín en tu entrevista: “¿El fin del mail art? Clemente Padín entrevistado por Cesar Reglero” en http://boek861.com/ Proyectos recientes, a la cual remito. El mail art es fundamentalmente comunicación, por lo tanto su función de uso prevalece sobre la función de cambio. Esto, y los acuerdos tácitos que subyacen a esta practica, de alguna manera ha hecho que perdure en el tiempo. La naturaleza del arte correo es dinámica, por lo tanto está en constante devenir. Este devenir está marcado inevitablemente por el lugar, la situación política, social, cultural, económica. La situación de crisis generalizada que estamos viviendo, no es nada más que una crisis de valores, donde lo individual se confunde con el individualismo, la ética con la moral, la comunicación con la información, la tolerancia con la indiferencia y así seguido. La ideología actual pretende obligarnos a un eterno presente, a-histórico y a-crítico donde todo vale. La sobrecarga de información nos hace sentir desplazados, incapaces de elaborarla, a la vez que necesitamos siempre más tiempo para apropiarnos de menos información de la disponíble. Todo esto se refleja en el mail art en su totalidad. El mail art evoluciona acorde con su tiempo. Hace falta compromiso, porque la libertad es frágil. Es responsabilidad de cada mail artista el uso que hace de este medio. En cuanto a la posibilidad de su desaparición, estoy convencido que esto no va a ocurrir (por lo menos hasta que exista el servicio de correo postal), a pesar de los avances tecnológicos, los cuales se van a sumar a lo ya existente, enriqueciendo y no suplantando las practicas anteriores.



B861: ¿Crees que hay un punto de encuentro entre el mail art y el net art?
F.G. A mi entender el mail art y el net art son un lenguaje, un medio para comunicar e interactuar. Este comunicar e interactuar en el lenguaje es su punto de encuentro.

B861: Has organizado eventos importantes de mail art y poesía visual ¿Nos podría explicar como relacionas el mail art y la poesía visual? ¿Nos podrías explicar porque existe un vinculo tan importante entre ambas?
F.G. Efectivamente he organizado algunos eventos de mail art y poesía visual. Los he organizado por inquietud, para satisfacer de alguna forma mi necesidad de conocer y entender estas formas experimentales de investigación y comunicación, a la vez que un intento de hacer participes de todo esto a los demás. No obstante, sigo sin acabar de entender exactamente lo que es el mail art y lo que es la poesía visual, ni que relaciones se establecen entre ambas. Es precisamente por esto que sigo en ello.

B861: Me gustaría que me hablaras de tus encuentros personales con mail artistas y, si es posible, me hablaras de la calidad humana de estos encuentros.
F.G. Algunas anécdotas: En 1998, en ocasión de los encuentros de la “Red arte” en Valencia, al acabar la performance “En busca de un imaginario colectivo” donde escribía en una plancha de titanio “¿2001-1 huelga de arte?” se me acercó una persona. Llevaba una bolsa, creo, repleta de PO. Box y otras publicaciones. Estuvimos hablando de la huelga de arte y demás cosas. Me pasó unos números del fanzine y me preguntó si me podía hacer una foto que luego salió en el último numero de PO. Box. Esa persona era Pere Sousa. Fue un flash, no puedo decir más. Le tengo un gran aprecio y cariño. Nos seguimos viendo cuando coincidimos y de vez en cuando nos escribimos. Esto parece muy seco, pero no encuentro palabras para describir lo que me une a él. En 2003, para “mad 03” propuse la acción “Frac-asado” fue entonces que Victoria, Luz, Paz, Zoé y yo conocimos a Julián Blaine. Sin saberlo nos alojábamos en el mismo hotel. El hablaba y cantaba con esa voz indescriptible. Enseguida hicimos amistad. Los veranos cuando vamos de vacaciones, solemos pasar a verle en su casa en Ventabren. En enero de 2008 tuve la oportunidad de volver a ver a Clemente y compartir con el, momentos cortos pero muy intensos en Barcelona. En casa de Joan Casellas, después de un pequeño descanso, recuerdo que Clemente preparó un té blanco pensando en mi “trancazo” y, sentados tranquilamente a una mesa tomando el té, estuvimos hablando de nuestras preocupaciones en la vida. Podría contar más ¿pero para que?. Solo decir que esos momentos íntimos, donde sólo están las personas hablando, son muy gratificantes a nivel humano. Estos encuentros me recuerdan de alguna manera a lo que escribía el polaco Jan Swidzinski en su libro L´art et son contexte: au fait, qu´est-ce que l´art ?" editado por Inter Editeur, Québec, Canadá, 2005: “… somos como un turista que viaja … Los que encontramos pertenecen a nuestra cultura u a otra. Sorbemos nuestra cerveza, intercambiamos nuestras observaciones, compartimos nuestras notas, comentamos un hecho, criticamos alguna cosa, aprobamos otra, contamos una historia… Lo que cuenta, es este contacto momentáneo, esta solidariedad y esta benevolencia reciproca en ese lugar y en ese momento, en relación a esas personas, esto se ha vuelto nuestra actividad artística, nuestra performance en el mundo. Nosotros influimos sobre los demás no para cambiarlos, sino en razón de nuestro contacto con ellos. Influimos en los otros a la vez que somos influidos por ellos.”





B861: En un momento concreto de tu trayectoria fuiste amenazado de acabar en el banquillo del juzgado por realizar un poema visual-gastronómico como homenaje a la ciudad que te ha acogido: Bilbao. ¿Nos podrías relatar la experiencia y como ha evolucionado hasta el día de hoy?
F.G. Efectivamente Cesar, así es. Fui amenazado. La Pasta Bilbao fue Victoria la que pensó en hacerla como homenaje a Bilbao, a su gente sobre todo. Una idea estupenda, todo un detalle, una forma de agradecimiento. Una tienda de souvenirs que estaba ubicada a unos doscientos metros del museo y que ya cerró, pensó exponer mis anodigrafias sobre titanio. Eso no venía al caso. Decidí exponer paquetes de pasta Bilbao. En la etiqueta se leía: “cuestión de pasta”. La “expo” que duró aproximadamente tres meses tuvo mucho éxito. Se vendieron un montón de paquetes de pasta de todos los colores. Durante todo ese tiempo nadie escribió sobre el asunto. Sólo al finalizar la exposición recibí una carta de los abogado de la fundación Guggenheim de Bilbao. De hecho, reconociendo en la pasta la silueta del museo, me conminaron a desistir en su producción, manifestándome en su escrito textual “que el criterio de nuestro cliente, la Fundación del Museo Guggenheim Bilbao, es la de autorizar el uso de la imagen del Museo registrada como marca, a las empresas o entidades que colaboran activamente en su financiación a través del Programa de Miembros Corporativos. Por esta razón, si tuvieran interés en tal cuestión, les rogaríamos se pusieran en contacto con el Departamento de Desarrollo y Comunicación del Museo, quien les informará acerca del funcionamiento del citado Programa de Miembros Corporativos , así como del sistema de tarifas vigentes en la actualidad”. Este cese se lo tenía que comunicar “por escrito en un plazo máximo de quince días contado a partir de la recepción de la presente, en evitación de otro tipo de actuaciones por parte del Museo.” La carta me la enviaron certificada con acuse de recibo, ¡por si a caso!. Escribí a Pere Sousa y a Fernando Millán, informándoles de lo ocurrido. Me contestaron manifestándome solidariedad y apoyo. Lo mismo hicieron desde el “Taller del Sol”. Ahora bien, la cuestión era: ¿contestar o no contestar?. Escribí varios borradores. Todos me parecían una justificación. Pensé que, en todo caso, quien se justifica es alguien que piensa de haber hecho algo malo. Ese no era yo. No les contesté nunca. Fueron cuatro cartas en total. En la última escribían: “Pese a no haber recibido contestación a nuestra última carta (a ninguna) a fecha de 3 de octubre de 2000, mi cliente la FUNDACION DEL MUSEO GUGGENHEIM BILBAO, me indica que ha comprobado que ha procedido a retirar de los establecimientos las figuras de pasta realizadas por usted que habían motivado nuestra primera comunicación de fecha 4 de julio de 2000. A vista de lo comentado, entendemos que el uso que motivó nuestras anteriores comunicaciones ha sido un uso aislado, que no sigue utilizando, por lo que damos por cerrado el asunto, no sin antes indicarles que en evitación de futuros problemas, no duden en ponerse en contacto con el Museo, antes de proceder a usos similares de su marca. Por último, agradecerles en nombre de la Fundación del Museo Guggenheim, y por supuesto en el nuestro propio, la buena disposición mostrada por Ud. En el asunto que nos ocupa”. Con esta actuación se ponía de manifiesto, la idea que esta institución tiene del arte y la cultura . Idea que no coincide con la mía. El arte no necesita ni autorización, ni galerías, ni museos, ni nada por el estilo para darse. El arte no es el sistema del arte. El arte es generosidad.


AIRE, Instalación cum Performance, Edo. Falcon,
Venezuela 2007


B861: Me consta que has leído la entrevista que le hice a Clemente Padín sobre el futuro del mail art? Me gustaría que me comentaras los aspectos de la misma que te parezca mas reseñable.
F.G. Sí, eso es. Siempre cuando me entero, suelo leer lo que escribe Clemente. Me interesa su pensamiento y como lo expresa. Me gusta su forma de escribir. En la última entrevista que le has hecho habéis tocado temas muy interesantes. Estoy convencido de que no son temas aislados de la vida, puesto que estas prácticas son nuestra vida misma. No se pueden separar. Es una cuestión ética. Me resulta difícil a veces ser consecuente con lo que pienso y esto me ocasiona problemas serios. Se trata de relaciones con uno mismo y con los demás. Relaciones humanas en definitiva. La situación política, social y económica pesan mucho. Esa sensación de impotencia que a veces se apodera de mi y sin embargo tengo que encontrar la fuerza para seguir adelante, pero no como sea. No se si estoy equivocado en mis principios. Por eso estoy en constante revisión. No es un una tarea fácil pero sí necesaria. Hablo de las costumbres, los prejuicios, las creencias y más. A veces me pregunto si las mías no son simple palabrería. A pesar de todo, no lo veo definitivamente todo negro creo que merece la pena estar y trabajar, para entender y aportar ese pequeño grano de arena. Es que soy ese pequeño grano de arena y eso hace sentirme vivo. Estas cuestiones, como sabemos, andan por allí pululando desde hace tiempo. Tiene que haber un montón de cosas escritas y recopilarlas, también sería un trabajo interesante aunque arduo. Entre el mail y el net obviamente hay diferencias sustanciales, pero eso no enfrenta a los dos medios, sino los complementa y los enriquece. Al fin y acabo, de lo que se trata, es de comunicar, seguir estableciendo redes de comunicación. En ese sentido hay una mobil art, una fax art y así seguido, pero el hilo que une todo esto es la comunicación. La importancia de la comunicación, la necesidad de comunicar, de comunicarnos, de interactuar. De hecho podríamos hablar de mail comunicación, net comunicación, mobil comunicación y así sucesivamente.


Fausto Grossi


Por ora parte, creo que no hay una comunicación buena o mala. Esta comunicación nos habla directamente de quien la produce, de nuestra capacidad en comunicarnos y hacer entender lo que comunicamos. Está claro que hay muchas formas de hacerlo. Cada uno usa la que está al alcance de sus posibilidades. Luego está el interlocutor, la interpretación que éste hace del mensaje. Esta interpretación nos habla del interlocutor, de su capacidad de interpretar. Aquí entre estas dos partes, se establecen si quieren y si pueden esas relaciones que llamamos comunicación. No obstante tenemos que tener presente que la comunicación solo es posible a través del lenguaje y esto abre otras cuestiones. Hay otros puntos de la entrevista que me tocan directamente. Ya sabrás que he participado en la organización de expoesía 08 http://expoesia.lacoctelera.net/post/2008/04/14/bienalpoesia-experimental-euskadi-expoesia08 . Parta ello propuse la actividad “poesía en acción” y me ocupé de la convocatoria de arte postal “El sobre como continente”
http://www.spaziogrossiexpoesia08.blogspot.com/
Quizás una bienal de poesía experimental, si bien organizada por quien se dedica a ello, es en cierta manera una forma de oficialización, institucionalización de esta práctica y que una convocatoria de arte postal se puede volver como otra forma de consumo, como también me hizo notar Joan Puig Molina aka JOMO en sus artículos: ABOUT MAPS (mail-art projects); and a few more things, noviembre 2006 ON THE ISSUE OF ARTACTIVITY´S COOPTION, septiembre 2006. En fin pienso cuando Clemente dice: "¿Qué mejor manera de promover una Galería o de un Blog o Website que organizar una exposición de arte correo, es decir, qué mejor manera de promover el nombre de algún advenedizo de las artes? Otra consecuencia lamentablemente ha sido la casi total pérdida de objetivos o aplicaciones." Muchas son las contradicciones.


Con Lois Gil Magariños



B861: ¿Qué planes y proyectos artísticos tienes para el futuro?
F.G. A corto plazo quiero que se haga realidad la propuesta de Lome, de presentar el catálogo de expoesía 08 (Iª Bienal de Poesía Experimental de Euskadi) en “Il Bosco dei Poeti” que se encuentra en la localidad Dolcè en provincia de Verona al norte de Italia. Espero que todo esté listo para este verano. A medio plazo quiero presentar la tesina que tiene por objeto “Bilbao años 90- arte de acción” para seguir con el trabajo de investigación que culminará con la tesis. A largo plazo voy a intentar seguir viendo la vida intensamente.


B861: Por último, ¿Cómo te va la vida y cual es tú filosofía de la vida? ¿Cómo se ve la vida detrás de una nariz roja?
F.G. Vivimos en una época de crisis, de injusticia social, de atropello de la libertad de expresión, de paro e incertidumbre. Esto me influye. Siempre, cuando puedo, intento ejercer el libre albedrío. Me gusta tomar decisiones y no que los demás las tomen por mi, aun que no siempre lo consigo. Las ideas no hay que imponerlas, sino defenderlas. Es importante respetar las ideas de los demás siempre y cuando no pongan en peligro mi vida y mi libertad. Así veo la vida detrás de una nariz roja. Me queda mucho por hacer.


Entrevista realizada por César Reglero a Fausto Grossi
por vía electrónica
entre Febrero y Marzo del 2009







.